Las 10 habilidades más valoradas por las empresas

No nos las inventamos. Estudios recientes, como la Encuesta sobre perspectivas de empleo 2014 habilidades_profesionales_más_buscadaselaborada por NACE, han preguntado a los empleadores qué es lo que buscan en un candidato, y los resultados son, como mínimo, para tenerlos en cuenta.

¿Desde el punto de vista del reclutador, qué crees que es más complejo: conseguir que un empleado del Área de Ventas domine la gestión de una plataforma CRM o que desarrolle su capacidad de persuasión? Sin rodeos: saber gestionar este tipo de software no te va a garantizar un empleo. Según las fuentes consultadas, parece que a las empresas no les importa sacar brillo a un candidato, invirtiendo tiempo y recursos, si debajo está el diamante que andan buscando.

Así se entienden casos como el que me contó un amigo. Un familiar suyo llevaba años buscando trabajo: un expediente brillante, una colección de masters y doctorados, y becas prácticamente en todo el globo terráqueo. Curiosamente, siempre desestimaban su candidatura tras una entrevista de trabajo. ¿El problema? Cuando se entrevistaba con el responsable de área o el de Recursos Humanos de la empresa se empeñaba sorprendentemente en hacer sentir estúpido a su interlocutor. Esa era su manera de demostrar sus sólidos conocimientos ante personas que luego iban a ser sus compañeros de trabajo. ¡Para adquirir una bomba de relojería hay que pensárselo mucho!

Descubre las 10 cualidades que el empleador busca en un candidato, por orden de importancia

skills_rankingDel estudio de NACE se desprende que las habilidades más demandadas son genéricas y, en muchos casos, pueden potenciarse pero no generarse desde la empresa.

1. Trabajo en equipo. Con 4,55 puntos sobre 5, es la habilidad que encabeza el listado. Saber trabajar en equipo es una cualidad en el empleado porque es una herramienta clave de crecimiento y eficiencia en las empresas.

2. Tomar decisiones y solucionar problemas. En todos los caminos hay piedras: entre los que se quejan de lo mucho que molestan y los que sugieren vidas paralelas con el escenario óptimo para deshacerse de ellas, están los que valoraron la situación, agarraron la herramienta adecuada y las quitaron del medio. ¿A quién contratarías tú?

3. Planificación, organización y priorización. Es lo que escribiríamos entre
“acción – reacción” para garantizarnos el éxito. Implica ser profesional senior en la gestión del tiempo y dominar todas las combinaciones posibles entre lo urgente y lo importante.

4. Comunicación fluida con personas dentro y fuera de la organización. Tener mecanismos para relacionarte como persona y como profesional en la empresa es tan básico como tenerlos en tus relaciones familiares: ¡al fin y al cabo, muchos de nosotros pasamos más horas al día con nuestros colegas del trabajo que con nuestras familias!

5. Obtención y procesamiento de datos. Ser proactivo para obtener la información que necesitas para el buen desempeño de tu trabajo potencia tu curva de aprendizaje así como tu integración y posibilidades de promoción dentro de la empresa. Es decir, ¡se buscan esponjas con iniciativa!

6. Análisis de datos cuantitativos. Cualquier estrategia empresarial tiene un impacto numérico. ¡Todo se puede medir, incluso las emociones!

7. Conocimientos técnicos del puesto a cubrir. Son las habilidades técnicas relacionadas con un perfil o área profesional específicos. Obviamente, formación y experiencia son aspectos importantísimos, pero están al final de este ranking…

8. Manejo eficiente de programas informáticos. En un entorno empresarial cada vez más complejo, ágil, global y descentralizado, el dominio tanto de software básico como específico se ha vuelto imprescindible.

9. Diseño y redacción de reportes. No siempre existe la oportunidad de explicar un proyecto de viva voz. Puede que tenga que ser consultado por varias personas simultáneamente, incluso en contextos culturales o geográficos distintos. Pensar en todo ello para redactar y documentar un informe de forma clara y estructurada es un valor en alza.

10. Habilidad comercial y de persuasión. Fundamental. Vender los activos de la empresa e incluso los tuyos, léase ideas o defensa de un proyecto, es rentable para tu empresa y para ti (¡y satisfactorio!).

Si además de todas estas habilidades, desbordas motivación, flexibilidad, honestidad… No eres un candidato, ¡eres un tesoro!

 para JobisJob

Comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>