5 preguntas que deberías hacer en una entrevista

… Si eres el candidato a un puesto de trabajo.

La mayoría de los mortales que, tras aplicar para un empleo, recibimos la convocatoria a una entrevista, repasamos las posibles preguntas que nos van a hacer y construimos respuestas con alzas, sí, esas que te ponen a la altura de las circunstancias.

entrevistar_reclutadorNo estás perdiendo el tiempo. Es fundamental estar preparado para demostrar que eres capaz de cubrir e incluso sobrepasar las expectativas del reclutador, tanto como averiguar si la empresa cumple las tuyas. ¡Aprovecha la entrevista para entrevistar a la empresa! No nos referimos a las preguntas directamente ligadas con el puesto de trabajo, ya que la empresa va a facilitarte esa información, seguro. ¿Son lo que tú esperas? ¿Van a potenciar tu desarrollo profesional? ¿Vas a encajar en su cultura empresarial?

Un conocido dejó la compañía donde trabajaba porque se avistaban problemas económicos. Pasó a trabajar en otra que quebró al mes de incorporarse. Su fallo fue no preguntar (y quizá la mala fe del empleador que no puso sobre la mesa la situación real por la que pasaba la empresa). Nuestro consejo es: pregunta y analiza. ¡En un proceso de selección tú también eliges!

Lo que deberías preguntar al reclutador en una entrevista de trabajo

1. ¿Por qué ofrecen esta vacante? Si es nueva, estás de enhorabuena: seguramente la empresa tiene planes de futuro, está creciendo o pretende expandirse. Si te comentan que el empleado que ocupaba tu futuro cargo ahora será tu jefe, míralo por el lado bueno: en esa empresa realmente promocionan a sus empleados. ¿El lado malo? En caso que encuentres un jardín mal cuidado, no culpes al antiguo jardinero… Si te dicen que la persona que ocupaba ese puesto fue despedida o se marchó voluntariamente no es ni bueno ni malo: puede que no se adaptase a la filosofía de la compañía, que fuera un trabajador tóxico o que buscase nuevos retos profesionales. Sí, también existe la posibilidad de que estés aplicando en la antesala del infierno. Ante la duda, sigue preguntando…

2. ¿Qué es lo que no les deja dormir por las noches? Entérate de qué compañía de la competencia es su bestia negra, y descubre su talón de Aquiles y sus temores, los que pueden llegar a originar los tuyos. Ponlos en contexto y actúa en consecuencia.

3. ¿Qué objetivos estratégicos se han marcado para el próximo año? ¿Es una empresa ambiciosa? Si comparten, a grandes pinceladas, su plan estratégico contigo, podrás saber si están dispuestos a plantarle cara al mercado o están planteándose tirar la toalla. ¡Apuesta por un equipo ganador o luchador!

4. ¿Cuánto tiempo lleva trabajando en esta empresa? Pregúntale a tu entrevistador cuánto tiempo lleva vinculado a la compañía. Según lo que te diga, escoge la información que te facilite con pinzas, porque quizá su incorporación es tan reciente que sólo te aventaja en que conoce los nombres del resto del equipo. :) Por otro lado, pregunta el promedio de antigüedad de los empleados. En caso de ser alto, felicidades: seguramente estás a las puertas de una empresa que fomenta la promoción y el desarrollo profesional. Esto es importante si tienes un perfil parecido al de los Googlers (empleados de Google).

El trabajador medio de Google, según una encuesta de PayScale, a pesar de disponer de muchísimos servicios como comida gratis, espacios creativos y de relax o la posibilidad de dedicar parte de su jornada laboral a proyectos propios, suele durar poco más de un año. ¿El motivo? Es un trabajador joven, inteligente e inquieto que, en el momento en que se aburre, se va. De hecho circula por ahí la expresión (citada por exempleados) de que Google es como el País de Nunca Jamás (descrito en “Peter Pan”), porque allí nadie crece…

5. Sobre horarios, vestuario y vacaciones. Son preguntas que afectan directamente a tu vida personal, incluso a tu forma de ser. Hay compañías que relacionan la rigidez de horario con productividad y buena organización. Otras fomentan el horario flexible supeditado a la consecución de objetivos. En cuanto a la forma de vestir, las hay que exigen uniforme, otras, vestuario formal, también existen las que ofrecen todo tipo de libertades en este sentido y siempre está la que se mueve entre dos aguas, con el famoso Casual Friday: una licencia para dejar aparcados el traje y la corbata al menos por un día.

cultura_empresa

En cuanto a las vacaciones, encontrarás compañías con periodos vacacionales inamovibles (y puede que difíciles de conciliar con tu vida familiar) y otras en las que podrás elegir tus días festivos como en un self-service. No hay un caso mejor ni peor, sólo más acorde a tus intereses.

Los procesos de selección son una aventura, y nos gusta escribir para ayudarte a que dejes de sufrirlos y empieces a disfrutarlos. Si deseas leer más artículos relacionados con la entrevista de trabajo o los procesos de selección, haz clic aquí.

 para JobisJob

Comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>