Riesgos psicosociales del teletrabajo

El 2020 ha sido un año de grandes cambios en nuestras vidas.

Empezando por el tema de la mascarilla, la distancia, el confinamiento, el toque de queda…nueva normalidad lo llaman. El caso es que toda nuestra vida se ha puesto patas arriba. Y cómo no, el trabajo también.

Pocos estábamos acostumbrados a teletrabajar antes del coronavirus, y parece que no todo el mundo se ha adaptado igual.

Por eso, en este artículo vamos a analizar los riesgos psicosociales del teletrabajo y las alternativas que tenemos para mantener nuestra salud laboral.

pexels-elle-hughes-5155218Imagen: Pexels

¿Cuáles son los riesgos psicosociales asociados al teletrabajo?

Los riesgos varían en función de la actividad, la personalidad, y de las condiciones psicoemocionales de cada trabajador.

Pero aquí tienes la lista de los más frecuentes según expertos en recursos humanos, sociología y psicología:

El tecnoestrés

El tecnoestrés, por si no lo has adivinado, es el estrés específico derivado del uso de las tecnologías digitales en el trabajo.

Las causas están asociadas a:

    • el miedo a no poder adaptarse a los nuevos avances de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).
    • la presión continua por re-aprender, y ser hábil con el uso de la tecnología.

Todo esto puede derivar en un sentimiento de frustración, baja productividad e insatisfacción en el trabajo.

Sobrecarga de trabajo

Hablamos de sobrecarga de trabajo cuando el volumen de tareas o la complejidad de las mismas sobrepasan a la persona, generando largas jornadas de horas extra y estrés.

Esta sobrecarga también puede darse por falta de recursos, falta de conocimientos y/o falta de apoyo del supervisor para desempeñar determinada actividad.

Todo influye. Las consecuencias psicoemocionales son: irritabilidad, problemas para concentrarse, insomnio, imposibilidad de cumplir los compromisos familiares y personales, por supuesto, altos niveles de estrés.

Adicción

El exceso de trabajo y ciertas características personales como la compulsividad y el perfeccionismo pueden también derivar en adicción al trabajo.

A veces confundida con pasión,  no siempre es fácil detectar este problema.

Pero fíjate en estas señales. Ser adicto al trabajo significa que tienes dificultad para desconectar al finalizar la jornada, que trabajas de manera intensa y sin parar, que has perdido el interés por el resto de actividades sociales, personales y familiares. Y que en tu escala de valores el trabajo lo es todo.

Mayor aislamiento

A pesar de estar conectados todo el día e intercambiar mensajes por distintas redes con colegas y familiares, algunos trabajadores pueden sentir sensación de aislamiento tanto físico como social.

Esta situación produce inseguridad, dificultad para comunicarse, e incluso dificultades para entenderse con sus compañeros y sus supervisores.

Pérdida de la identidad corporativa

La falta de identidad corporativa es ocasionada por la falta de vínculo con la empresa, con su gente, su cultura, sus valores, el espacio físico, etc.

Si a esto le sumas la falta de supervisores preparados para liderar equipos de manera remota, o la incapacidad de los líderes para establecer objetivos claros, y motivar a los empleados, aún minimizas más el sentimiento de falta de pertenencia.

Conflicto laboral-familiar

Al trabajar en casa, muchas veces se acumulan las responsabilidades laborales con las personales y del hogar.

Imagínate cuando hay varios miembros de la familia teletrabajando y no tienen el espacio adecuado, o cuando hay niños con clases online, que también precisan apoyo. Esta situación genera mucha angustia, frustración, estrés y termina afectando el rendimiento y la productividad.

Sedentarismo Excesivo

El aislamiento y la poca necesidad de salir de casa, tienden a incrementar los niveles de sedentarismo, principalmente para aquellos que no suelen cumplir una rutina de ejercicios.

El sedentarismo ocasionará problemas tales como: sobrepeso, dolores y trastornos musculares, desgaste visual, y enfermedades cardiacas.

¿Qué podemos hacer para prevenir los riesgos asociados al teletrabajo?

Establecer un horario de trabajo y hábito estricto

Si bien trabajar en casa nos permite ciertas flexibilidades, lo correcto es acordar y cumplir un horario que nos permita concentrarnos en nuestras responsabilidades laborales y cumplir con nuestros compromisos personales y familiares.

De igual manera es importante que lleves una rutina como si fueras a la oficina:  Dúchate, desayuna, vístete con ropa cómoda, cumple los horarios de las comidas, haz pausas activas, y procura finalizar a la hora acordada.

Buscar un espacio adecuado para trabajar

Identifica un espacio en casa que  te sirva para trabajar. Puede ser tu cuarto, un estudio, la sala u otro lugar.
Lo importante es contar con los elementos fundamentales para trabajar: mesa, silla, ordenador, conexión a internet y sobre todo las menores interrupciones posibles.

Planificar tus actividades diarias

Planifica las actividades y prioriza los temas más importantes diariamente. Elabora una lista de las actividades pendientes con fechas de entrega.

Marca las reuniones y eventos importantes en tu calendario y pon recordatorios que te ayuden a estar al día.

Mantener el contacto con nuestros compañeros de trabajo

Aún trabajando desde casa, puedes hacerlo en equipo, sentirte apoyado y acompañado.

Mantén el contacto con tus compañeros de trabajo, a través de mensajes, videollamadas u otros medios electrónicos.

Y pide ayuda o pregunta cuando tengas dudas, aprovecha los breaks para socializar o compartir algún evento importante.

Incluir una rutina de ejercicio en nuestro plan diario

Si quieres mantener tu salud y calidad de vida, es imperativo que cumplas un horario de ejercicios diariamente.

Elige una actividad que sea de tu agrado, puede ser una caminata, yoga, deportes, natación, etc. Lo importante es reforzar la musculatura y las condiciones físicas.

Procura salir de casa, al menos tres veces por semana, bien sea para pasear a tu mascota, dar una vuelta en la urbanización o hacer algún recado, esto te ayudará a vencer el aislamiento, mantenerte activo, y despejar la mente.

Pedir apoyo a la familia para que respeten el horario de trabajo

Obtener el apoyo de los miembros de tu familia es fundamental para cumplir la jornada laboral de manera eficiente.

Explícale a los que viven contigo y especialmente a los niños, que aunque vayas a estar en casa, debes cumplir un horario, que requieres su apoyo para avanzar en tu trabajo y que después tendrás tiempo para dedicarte a cumplir las actividades familiares y personales.

Espero que estos consejos te sirvan para aprender a evitar los riesgos psicosociales del teletrabajo.

Espero que estos consejos te sirvan para aprender a evitar los riesgos psicosociales del teletrabajo.

Es hora de empezar a cuidarte.

Autora: Jacqueline de Currículum y Trabajo

 para JobisJob

Un comentario en “Riesgos psicosociales del teletrabajo

  1. Hector Ancira

    Magnifica iniciativa.
    Creo conveniente enfatizar en que el proceso de “trabajo en linea” programado y ejecutado via Zoom y otros medios como Skype, siempre grupal, va a ir colaborando cada vez mas para generar mayores resultados positivos, sobre todo con la inminente globalizacion. Mi idea es que se puntualice en los aspectos de “blogs”, videos y sobre todo en temas especificos de ayuda en este aspecto y para todos… los que tenemos “laptop”
    Gracias. Hector Ancira

    Responder
Comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>