¡Vuelve a comportarte como un niño!

Lo que hemos de aprender de los niños para desarrollar nuestra creatividad.

El ser humano es creativo por naturaleza. Prácticamente el 80% de nuestro cerebro está constituido por la corteza cerebral, que nos permite, por ejemplo, planificar estratégicamente, ser capaces de proyectar nuestra existencia a largo plazo (hay quien contrata un plan de pensiones cuando aún no cumplió los treinta) y CREAR. ¡Pero es tan trabajoso ser creativo! Nos educan para desarrollar el resto de capacidades, tan bien que incluso sufrimos lo que el filósofo estadounidense Daniel Dennett denomina “síndrome de la ascidia”. Desde que nace, este animal marino viaja por el océano buscando un lugar donde vivir y, cuando lo encuentra y se instala definitivamente, ¡se come su cerebro porque ya no lo va a necesitar!

Cuando sentimos que estamos en una etapa de estabilidad y que controlamos nuestro entorno, solemos acomodarnos en nuestra zona de confort. Ahuyentamos las nuevas ideas como quien mata moscas y huimos de las más grandes, de aquellas que pueden cambiar el transcurso de la historia, o al menos de nuestra vida, por miedo a que nos la complique.

Para innovar, hay que soñar (sí, todos lo hacemos alguna vez, ¡o deberíamos!) pero no es suficiente: hay que tener el empuje, la motivación y el talento para hacer nuestros sueños realidad. ¡Estos valores transforman la creatividad en innovación!

Y no hay mejores expertos en la materia que esos locos bajitos que se quedaron por el camino, mientras íbamos lidiando con prejuicios e ideas preconcebidas. Porque ellos, con su ingenuidad e ilusión, poseen la herramienta más potente para crear: la mente del principiante. ¿La recuperamos?

Comportamientos y técnicas que hemos de aprender de los niños para desarrollar nuestra creatividad y capacidad de innovación

1. Keep It simple. La mayoría de veces, la solución está agazapada en lo más sencillo. Solemos mezclar innovación y perfección y ahí nos estancamos o desistimos. Como cita Bernando Hernández, actual director de Flickr: “La innovación no va ligada a la perfección. Innova y lanza, después tu entorno te ayudará a perfeccionar”.

2. Mezcla ideas. No pienses cómo… Sólo hazlo. Los peques se adentran en el supermercado de las ideas, toman a su antojo algo de aquí, algo de allá y preparan guisos imprevisibles, muchas veces gustosos y siempre sorprendentes. La polinización cruzada de ideas es precisamente esto: la mezcla de ideas o conceptos sin relación aparente. ¡Y podemos aplicarla a nuestro día a día, tanto en el ámbito profesional como personal! A continuación te proponemos varias técnicas para ponerla en práctica:

list_ok Combina conceptos. Se trata de articular  nuevas ideas a partir de emociones, objetos o pensamientos cotidianos. No te preocupes por la coherencia del resultado, ¡porque la lógica no está invitada a esta fiesta! Me gustaría explicarte una anécdota personal como ejemplo. Mi sobrina Lucía, de 6 años, está entusiasmada: en la escuela le están explicando el proceso evolutivo de las plantas. El otro día le dijo a su madre: “Mamá, no te preocupes, si un día te mueres, te volveré a plantar y ya”. Que cada uno extraiga sus conclusiones. ;)

list_ok Comparte sin complejos. Muéstrate espontáneo, curiosea y pregunta sin vergüenza. Fíjate en los talleres para niños: son pequeños laboratorios de grandes ideas en potencia. ¡Una sala repleta de materiales, con pocas reglas, sin programa, y con un batallón de niños dispuestos a poner a prueba la resistencia del mundo (y la paciencia de la maestra, obvio)!

Relaciónate con personas del mismo perfil profesional: que compartáis intereses no significa que compartáis también el enfoque. Pero también es útil interactuar con personas de otros perfiles profesionales, de una cultura o generación distintas. Tom Kelley, autor del best seller El Arte de la Innovación, alude a los almuerzos gratuitos que ofrece Google a sus empleados como foco de innovación, porque provocan que expertos de diferentes áreas se relacionen.

list_ok Construye a partir de lo que ya tienes. Los pelados viven en una realidad paralela y literalmente dibujan a sus vecinos como les place. En ocasiones lo que queremos conseguir ya existe… pero está en el lugar o con la forma equivocados. Uno de los experimentos más comunes es crear animales fantásticos a partir de partes de animales reales. Esto les divierte y a los adultos, nos encanta. De hecho, los alebrijes, emblema de la cultura mexicana, son una célebre representación artística de esta técnica y nacen, según la leyenda, de los delirios febriles de un artesano.

list_ok Metáforas y cuentos. Las metáforas y analogías nos conectan con la creatividad porque, en el momento en que las utilizamos, ya estamos activando el engranaje de nuestra inventiva. Además está demostrado que el tipo de metáfora que utilicemos para abordar un problema determinará la solución. Por ejemplo, si planteamos un asesinato como un virus letal, las soluciones metafóricas planteadas implicarán a toda la sociedad. En cambio, si lo imaginamos como un monstruo que acecha nuestra comunidad, buscaremos una solución más individual.

3. Observa como si fuese la primera vez. Puedes practicar en tu trayecto al trabajo, ya que es una manera de saltarte la rutina y descubrir detalles que hasta ahora te pasaron desapercibidos.

4. Levántate las veces que haga falta. Si te caes, lloriquea y patalea, pero no te demores porque la vida sigue repleta de momentos emocionantes en los que tienes mucho que aportar.

5. Corazón y plastilina. Pon intensidad en todo lo que hagas y ábrete a nuevas posibilidades. Sé flexible y experimenta: quizá no encontraste la mejor manera de conseguir tu propósito, ¡pero eso no significa que no vayas a conseguirlo!

La pequeña Ruby Bridges, de 6 años, contribuyó al fin de la segregación racial en Estados Unidos y Charlie Simpson, un peladito de 7 años, tras quedar impactado al ver las imágenes del terremoto de Haití, decidió recaudar fondos con su bicicleta. Estos pelados querían provocar un cambio, se levantaron y lo hicieron. ¿A qué estamos esperando los adultos para pensar en grande?

“Es más divertido hacerse pirata que unirse a la Marina” Steve Jobs

Imagen de alebrije de The Children’s Museum of Indianapolis
Foto niño de ecerroni

 para JobisJob

Comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>