No te enojes con él… ¡Es español!

diferencias_culturalesLas diferencias culturales mal asimiladas pueden convertirse en el palito que traba las ruedas de una organización. Podemos hablar el mismo idioma y no entendernos. Que se lo pregunten a las empresas de acá que han incorporado un españolito a su plantel.

Según el Censo Electoral de Españoles Residentes en el Extranjero (CERA), desde 2008, cuando la crisis asomó la cabeza, más de 400.000 españoles han agarrado sus maletas para buscar oportunidades, principalmente en Europa Occidental y Latinoamérica. Lo han hecho personas y empresas. Multinacionales con sede en España han dirigido su flujo de talento hacia los países latinoamericanos donde su negocio está en auge. Y para evitar shocks innecesarios (ver a un español entrando en la oficina puede llegar a ser lo más parecido a ver moverse a un elefante en una cacharrería…) estas empresas elaboran pautas para el nuevo inquilino, con indicaciones como estas…

Recomendaciones para los españoles que trabajan en empresas de América Latina


Sobre los modales.
Demostrar tener tacto está en los detalles. Por eso recomiendan:

list_okDar la mano o un beso, según el caso, a todas las personas con las que comparten mesa de trabajo, al llegar y al acabar la jornada laboral.

list_okEvitar palabras malsonantes. Las lisuras, que son aceptadas en España como algo espontáneo y señal de confianza, aquí son una vulgaridad y una falta de consideración.

list_okPrescindir del contacto físico gratuito en un primer momento. La palmadita en la espalda, la “colleja”, es decir ese tipo de gestos que los españoles tienden a hacer para demostrar compañerismo y acortar distancias, pueden llegar a ser vistos como una agresión o intimidación.

list_okModerar el tono de voz. Se suele comentar que los españoles son muy ruidosos. Si cuando hablan parece que griten, ¿qué ocurrirá cuando se enojen? Por eso recomiendan utilizar un tono suave de voz y hacer en privado los comentarios que puedan crear malestar.

list_okNo seas tan directo. Pablo es español pero lleva más de 4 años trabajando como ingeniero en Perú. Cuando le pregunté qué era lo que más sorprendía de él a sus colegas peruanos, respondió: “El trato directo que tenemos hacia los superiores y hacia el equipo, ya que aquí se demuestra muchísimo la jerarquía”. Y no sólo en el trato: “Cuando interpelamos, podemos parecer agresivos. También cuando respondemos. ¡Y ya ni hablemos de nuestra facilidad para regalar un “no” rotundo! Ellos darán mil rodeos al tema para asegurarse de que no te ofenden”. Le desconciertan las preguntas sin respuesta: “Los españoles no aceptamos una pregunta sin respuesta. Aquí es normal que preguntes algo y, si el que escucha no quiere contestar, sencillamente te ignora… Y esto está bastante aceptado aunque para mí suponga una falta de respeto. ¡Yo daría evasivas antes que ignorar! :)

Sobre integración. Para salvar distancias, lo ideal es conocerse, por eso se proponen iniciativas como:

list_okActividades deportivas. Trabajo en equipo en un ambiente distendido. Conocer a la persona fuera de su ambiente laboral ayuda a reconocer sus reacciones en el trabajo.

list_okActividades culinarias. La gastronomía de un país es un pilar fundamental de su identidad cultural. Conocerla favorece la toma de consciencia de las diferencias en el resto de ámbitos.

Este tipo de recomendaciones también se comparte en sentido inverso. Muchas empresas de servicios españolas están externalizando sus áreas de atención al cliente, y se gestionan desde países como Colombia, por la reducción de costes que ello supone. Visto lo anterior, ¿te imaginas atender la llamada telefónica de un cliente español molesto con el servicio? Este tipo de empresas prepara a sus empleados con cursos específicos para lidiar con llamadas made in Spain. ¡Y ni se imaginan el ratio de rotación de personal que ello provoca!

Me gustaría dejar claro que, con este artículo, para nada deseo generalizar. Sólo pretendo resaltar que la diferencia, bien entendida, ¡suma!

Por cierto, ¿has tenido la oportunidad de trabajar con alguien de otro país? Nos gustaría que nos explicases tu experiencia…

 para JobisJob

Comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

12 comentarios en “No te enojes con él… ¡Es español!

  1. JESÚS TORRECILLAS

    “Mijita” Me parece que tú con pocos españoles has convivido en tú vida. Parte de la corrupción de México es porque la gente de México es demasiado noble, demasiado pasiva y no se quejan para nada, y las empresas y el gobierno sabiendo sobre esta nobleza abusan de la gente hasta lo inmoral.
    Cuando la gente buena no hace nada contra la gente mala, es que tal vez no sea tan buena.

    Sí, hablamos fuerte, hablamos golpeado, pero nuestro criterio es franco, honesto, y directo. No nos vamos por las ramas a la hora de pedir algo, ni hacemos de la petición o súplica un acto de retórica retorcida y absurda. Decimos lo que queremos en dos palabras: Al pan pan, y al vino vino.

    Los españoles somos todos a una, cuando hay un problema todos nos unimos hasta la resolución del problema y no desfallecemos ni tiramos la toalla cuando la cosa se pone imposible, y mucho menos imploramos a las fuerzas del más allá ante una situación complicada. Le entramos al problema y punto.

    Somos capaces de tener un accidente de carro o un choque por alcance y luego liarnos a hostias (bofetadas) con el tipo contrario y al rato irnos a tomar unas copas al bar de la esquina para limar asperezas y fumar la pipa de la paz..

    Odiamos la telebasura y le mentamos la madre a la corrupción política. Somos solidarios por naturaleza aunque aquí nos vean como perros doberman ladrando. Nos puede la miseria agena, y practicamos la caridad. Somos cabrones con los cabrones, y cariñosos con los cariñosos. Practicamos la justicia social y la igualdad de género y de prestaciones sociales.

    Somos muy codiciados en las empresas mexicanas porque no tenemos en nuestros genes el fraude, la transa, la corrupción, y la mentira.

    ¿Así o más claro?

    Responder
    1. María Autor del artículo

      Hola Jesús,

      Me quedó clarísimo. ;) ¡Te salió del alma ese comentario! Ya sólo por eso, muchísimas gracias… Personalmente NO creo que el fraude, corrupción u otras “bondades” que citas sean una herencia genética. Nunca. En ningún rincón del mundo. Lo que está claro es que las diferencias culturales existen, y no son malas. Las hay entre países, y en ocasiones, dentro de un mismo país… Tenemos varias opciones: enfrentarnos y sufrir, o intentar entenderlas y adaptarnos, aunque sólo sea para ampliar nuestro ángulo de visión. ¡Y conocerlas es un primer paso, y ese es el objetivo de este post!

      Un saludo,

      Responder
  2. Pilarukiss

    Amo a los españoles en mi trabajo hay dos que entraron como compañeros de trabajo y ahora son mis inseparables amigos los adoro son súper directos, amables, sociables, explosivos, intensos, hermosos por dentro y fuera jejejeje hasta estoy aprendiendo sus palabras preferidas para mi visita en Diciembre a España joooooder ;) !!!!!!!!

    Responder
    1. María Autor del artículo

      ¡Me alegro mucho de que tu experiencia sea positiva! Y sí… ¡parece que esa palabra la oirás mucho! Espero que disfrutes tu viaje a España, ya nos contarás qué tal tu experiencia. ;)

      Saludos,

      Responder
  3. Jose

    Trabajo en Lima y antes lo he hecho en Madre de Dios, Perú. Soy español y hay algo que se cita en este artículo que es cierto y que a mí me hace que me lleven los demonios: Hablas con alguien, le preguntas lo que sea ¡y directamente te ignoran! ¡eeeeh! ¡que estoy aquí! ¿no me ves? Por lo demás, con mis compañeros de trabajo me llevo muy bien, ellos se meten conmigo y yo con ellos y nos reímos todos.

    Responder
    1. María Autor del artículo

      Hola Jose,
      Muchas gracias por compartir tu experiencia. Me imagino que ese dato en concreto ha de ser difícil de asimilar porque para ti es obvio recibir una respuesta. Míralo por el lado positivo: ¡cuando vuelvas a España te vas a sentir genial cada vez que te respondan! ;) Saludos,

      Responder
  4. Ricardo Navarro

    Estimado Jesus, lei tu post y veo que mencionas Somos muy codiciados en las empresas mexicanas porque no tenemos en nuestros genes el fraude, la transa, la corrupción, y la mentira? No generalices , por que en todo Pais tenemos de todo un poco, y si hablamos de herencia genetica, recuerda lo que hicieron tus antepasados Hernan Cortez a Mexico y Francisco Pizarro a Peru, informate y lee un poco de la historia real y verdadera , para que sepas como mataron y robaron a lo largo del Tahuantinsuyo y con los aztecas.

    Saludos

    Responder
  5. Álvaro

    Buenas tardes María. Yo soy español, viviendo en Panamá, y sinceramente, lo único que me ha molestado de tu post ha sido el término “españolito”. No nos gusta, nos parece una falta de respeto total (por lo menos es la opinión de los españoles que vivimos en PTY). ODIAMOS que se refieran a nosotros así, ya que normalmente suele tener un tono despectivo.
    Sabemos que trabajar con nosotros es difícil. Por nuestra naturaleza somos más activos, sin ánimo de ofender, y como dice Jesús, cuando hay un problema, lo enfrentamos hasta solucionarlo, y no decaemos. Y es muy frustrante para nosotros tener que “aguantar” las pocas ganar de trabajar que tiene la gente, a parte del descaro, por supuesto. Eso sí, también he de decir que te encuentras con gente que tienen las mismas ganas de trabajar que tú, y ahí, es cuando TODO funciona.
    Por mi forma de ser y de pensar (y no es por tirarme rosas a mí mismo), suelo caer bien, y todo el mundo me dice que no soy el típico español, que se cree más que nadie. Yo he intentado e intento adaptarme a la cultura y a aceptar la forma de trabajar y pensar, pues resulta que quién viene de fuera soy yo, y no intento hacer que Panamá se convierta en España (como otros españoles intentan en sus respectivos trabajos, cosa que detesto). Yo intento poner lo mejor de mí mismo, ser respetuoso e ir con una sonrisa siempre, y así consigo que la gente me respete y tenga palabras de agradecimiento hacia mí, y yo hacia ellos.
    Lo que intento decir es que si bien es cierto que los extranjeros somos nosotros, lógicamente, debemos adaptarnos a las costumbres, pero ustedes también deben hacernos las cosas un poco más fácil y darnos un “chance” para poder integrarnos y hacer de nuestra convivencia una sana amistad entre nativos y foráneos.
    Y como dices al final de tu post, y que con tu permiso hago “copy-paste”, “para nada deseo generalizar. Sólo pretendo resaltar que la diferencia, bien entendida, ¡suma!”
    Un saludo de un español encantado con Panamá y su gente!

    Responder
    1. María Autor del artículo

      Hola Álvaro,
      Ante todo te pido disculpas si el término “españolito” te ha ofendido, porque no era mi intención. A veces se emplea en tono afectuoso y en ese sentido lo he utilizado yo, pero tendré en cuenta tu comentario para no volverlo a utilizar a partir de ahora. Muchas gracias por decírmelo. Me imagino que ha de ser complicado cambiar el chip cuando llegas a un país distinto y adaptarte. Tiene mucho mérito. Si ya el trabajo en equipo es complicado, cuando le añadimos ingredientes extra como este tipo de diferencias, puede llegar a parecer misión imposible, ¿no? Tienes toda la razón en que se vaya a donde se vaya, lo ideal es que el país de acogida no te lo ponga difícil, porque nunca se sabe quién será el próximo en partir. Te agradezco que hayas compartido tu experiencia y, una vez más, disculpa. Saludos ;)

      Responder
      1. Tatiana

        Jajaja, yo soy mexicana con 11 años viviendo y trabajando en Barcelona pero en una empresa de Burgos. Me esperaba encontrar gente que trabajara increíble, super movidos, pero al contrario, aquí se trabaja peor que en México (por lo menos en los altos mandos), la gente es vaga, a media mañana salen a desayunar “con la calma”, paran casi dos horas para comer y solo hacen su trabajo, no son emprendedores, eso sí se hablan fuerte pero por detrás son peores, son muy envidiosos, sobre todo con los que venimos de fuera a “quitarles puestos de trabajo”. Y como en todas partes hay de todo, pero con los mismos compañeros catalanes comentamos que por eso está así el país. Se ciñen a sus horarios, en México si tenía que salir un proyecto la gente hacía lo imposible, los presupuestos se te entregaban el mismo día que lo pedías y aquí te hacen el favor y pueden tardarte semanas, igual con cualquier cosa porque es hora de cerrar.
        De corrupción en España, ¿quién dice que no hay? La tenemos desde Urdangarin (yerno del Rey) pasando por todos los políticos que se han destapado las tramas de corrupción, los que se han robado dinero de la CE para cursos que nunca se impartieron y un laaargo etc. Hay que leer y enterarse antes de hablar. La corrupción en México es herencia española (hay que leer).
        Sobre los españoles bien vistos en México, es verdad, pero no es por que trabajen bien, es por que somos malinchistas, yo misma pensaba que nos daban vueltas, pero es al contrario. Todos los mexicanos que trabajan en España se han desencantado de la forma de trabajar en España. Como anécdota en la cola de un banco en el Paseo de Gracía de Barcelona (una de las calles más turísticas e importantes), a la cajera le dio la hora de desayunar y cerró la caja, dejándonos a todos esperando, media hora después llegó con la calma se puso a charlar con su compañera mientras abría la caja. Joder! Eso pasa en la panadería, en el banco y en cualquier sitio… En México imposible ver ésto. Los Mc Donalds aquí de fast food tienen el nombre, es lo más lento que te puedas imaginar… Así te puedo explicar mil cosas que desencantan y hacen pensar quién nos ha hecho creer que somos lentos o trabajamos mal???
        En serio hay que abrir los ojos!!!

        Responder
        1. Álvaro

          Buenas tardes, podrá ser cierto, es tu experiencia… Hay de todo… Pero aquí (en Panamá) sí me ha pasado algo a lo que de verdad nunca creí enfrentarme, aparte de ritmos de trabajo, etc…: total falta de respeto y educación hacia el cliente, y más si eres extranjero, y más todavía si eres español. Y lo he vivido, en la mayoría de tiendecitas, en grandes locales comerciales y en afamadas franquicias. Con decirte que llegar a una tienda, y tener que esperar a que la dependienta deje de chatear para que te atienda, o que si entra un nacional, le atienda a él antes que a ti, a pesar de que llevas media hora esperando, porque claro, no puedes decir nada, porque sino la cagaste, te miran mal y no te atienden, y terminan con un “sino le gusta, váyase a su país”. Pero eso sí, con el Real Madrid y el Barça no te metas, que son más ultras que Manolo el del bombo.
          El otro día viendo un anuncio (canal VOD para tv por cable), se oye el texto de una película con acento castellano, y acto seguido aparece un niño repudiándolo, a lo que la voz en OFF “pregunta” si estás cansado de ver películas con acentos que no se entienden (dan eso a entender). ¿Y cómo debo yo sentirme, si hasta en la tv pasan el “odio” que nos tienen? Porque no tiene otra explicación, hay muchas formas de decir las cosas (yo soy publicista, y como tal, me ofende), y no creo que esa sea la más adecuada. Con esto también repudio el comportamiento que tienen las series españolas al denigrar a las personas latinas que trabajan en ellas. Asco me dan.
          Yo soy partidario de la globalización, y con un poco de ayuda entre todos podemos hacer de éste, un mundo mejor. Y tan mal no debes de estar en España cuando llevas 11 años. Conozco a españoles aquí que han estado año y medio y se van por no estar a gusto. Yo soy partidario de la globalización, y con un poco de ayuda entre todos podemos hacer de éste, un mundo mejor. Un saludo, y suerte. Y como yo, da lo mejor de ti, que al menos no digan que no intentamos aportar nuestro granito de arena ;)
          Pd.: gracias María por tu respuesta, tan sólo quería aclarar eso.

          Responder
  6. Maricela

    Lo que yo creo es que hay de todo en el mundo, no solo con los españoles, a mi como mexicana me fui a trabajar a Gran Cayman, quieren saber que es un flojo pregúntele a un caimanes o a Dominicano que vive en cayman… Eso si da flojera no da el extra y si a media tarde quieren un cigarro se salen del trabajo a fumar. Trabajar aya para mi fue un reto pero a la paciencia y mas cuando tu rito de trabajo es arduo y el de ellos es el mas lento y flojo del mundo..

    Responder
Comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>